CERVICALGIA. EL SEGUNDO PUNTO DÉBIL DE LA COLUMNA.

Cervicalgia:

Las cervicales, después de las lumbares, el segundo punto débil de la columna.

Tengo que reconocer que no pensaba escribir un post como este, directamente quería hablar sobre la cervicalgia y en concreto las hernias cervicales. Pero cuando reviso artículos o vídeos acerca del dolor cervical, la cervicalgia, dolor de cuello, etc. Da igual lo que ponga, en la inmensa mayoría sólo encuentro descritos los síntomas, con suerte algo de anatomía y por supuesto el diagnóstico y tratamiento.

El diagnóstico: el paciente refiere dolor de cuello. Vaya, no hay que estudiar demasiado para saber esto. Además, se relaciona con la irradiación a los brazos, entonces ya tenemos una cervicobraquialgia. Y en poquísimos casos se habla de algo mucho más importante en cuanto al diagnóstico, que es el diagnóstico diferencial. Es decir, descartar que el dolor de cuello sea secundario a otra enfermedad de índole totalmente distinta. Esto es parte esencial y son útiles las pruebas complementarias, por ej de imagen, para llevarlo a cabo, además por supuesto del “ojo clínico”.

La cosa no acaba aquí, una vez que nos aseguramos que estamos ante una cervicalgia mecánica, entonces pasamos a las causas. Según casi todos los artículos que me he ido encontrando, la razón: músculos del cuello, ligamentos del cuello, artrosis del cuello,… todo el pobre cuello. Cuando llego a este punto entonces sólo me cabe pensar que la mejor solución será cortarlo directamente porque es causante de todos los problemas habidos y por haber.

Finalmente llegamos al tratamiento. Y efectivamente, apliquemos todos los tratamientos existentes y conocidos sobre el cuello: calor húmedo, calor seco, movilizaciones, ultrasonidos, corrientes, masaje, agujas,…  tantas veces como sea necesario. Aunque sea por aburrimiento ya curará ¿no?

He querido escribir este artículo porque no me cansaré de decir que el cuerpo es un conjunto, que no puede separarse. Cuando nos duele una parte de nuestro cuerpo, nos duele porque  intervienen distintos factores, todos ellos dentro de una globalidad que tiene lógica. Como una cascada de sucesos. Otra cosa es descubrirlo y entenderlo, esto es el arte de hacer medicina y aunque nunca llegaremos al fondo de todas las causas porque es imposible, no podemos dejar de intentarlo. Este el trabajo de cualquier persona que quiera hacer medicina.

Volviendo al tema del artículo. Intentando simplificar, y ciñéndome a lo puramente mecánico, explicaré una parte de mi perspectiva acerca del dolor de cuello.

cervical columna b

Veamos algo de anatomía: la columna está formada como vemos por vértebras de morfología distinta, agrupadas por tener  características similares en: 7 cervicales, 12 dorsales, 5 lumbares, un sacro y un cóccix (que sería la cola de un animal). Además, la columna se sostiene sobre la pelvis (2 huesos iliacos + el hueso sacro + el cóccix) y, a su vez, sobre los pies.

Después de las lumbares, las cervicales son la segunda región de la columna que con más frecuencia provoca dolor en la población. Si atendemos a la biomecánica nos damos cuenta rápidamente de que éstos son los dos segmentos más móviles. Mientras que las dorsales y la pelvis son mucho más estables. Por tanto, la lógica nos dice que si pueden moverse más, se podrán desgastar más rápido también. Y bien, si están diseñadas para ello, ¿por qué se nos desgastan “antes de tiempo”? Deberían durarnos mucho tiempo en buenas condiciones, luego, ¿Qué otro/s factores pueden hacer que se muevan aún más, aumentando su carga hacia valores no fisiológicos para los que ya no están diseñadas? Aquí radica la cuestión y me hago la siguiente pregunta:

¿Cómo es posible pensar que los distintos “suelos” sobre los que asientan las cervicales, no tendrían nada que ver en su mal funcionamiento y, por ende, en su dolor /desgaste cuando ya no pueden soportar más esa situación?

Quiero decir con esto, que es imprescindible comprobar la correcta movilidad del resto de articulaciones de la columna y esqueleto, antes de ir a tocar ninguna cervical, porque muy probablemente la causa de que ellas estén sufriendo esté ahí.

Ni si quiera hemos hablado del cráneo en la influencia cervical y ya tenemos un montón de posibles opciones causantes del dolor cervical que revisar,…

La próxima semana seguimos pensando el porqué y el cómo con la hernia cervical..

 

1 Comment
  • Johnf623
    septiembre 17, 2015

    Hey, thanks for the post.Really thank you! Really Cool. ekedededdgkc

Escribir un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *