Lumbalgia: ¿El precio de ser bípedos?

Lumbalgia: ¿El precio de ser bípedos?

Pues a priori, parece que “nadie se escapa”. Según la OMS: el 50% de las bajas en Europa son debidas a afecciones del aparato locomotor y entre éstas, la lumbalgia es la principal. En EE.UU son la principal causa de baja laboral llegando a afectar a cerca de 19 millones de personas al año. Y en España, según el reciente estudio de EPISER,  realizado por la sociedad español a de reumatología (SER) las probabilidades de padecer al menos un episodio en la vida de lumbago de 6 meses de duración son del  44,8%.

Desde luego, la lumbalgia no discrimina y afecta a personas de todas las edades, niveles socio-económicos y profesiones en todo el mundo y, sin embargo, no se saben con exactitud las causas. ¿Pero por qué? ¿Por qué algo que a casi todos nos afectará en algún momento de nuestra vida y que se estudia a diario sigue siendo tan desconocido en realidad? ¿Por qué aceptar que simplemente es el precio a pagar por ser bípedos?

En este artículo intentaremos desgranar las distintas posibilidades causales y sobre todo las soluciones que podemos aplicar.

Causas:

Es cierto que en ocasiones una enfermedad mayor de origen totalmente distinto como un cáncer puede manifestarse con dolor lumbar, pero no son la mayoría. La mayor parte de las veces la lumbalgia es debida a causas traumatológicas, degenerativas e inflamatorias según la OMS.

Desde un punto de vista osteopático hay que atender a la anatomía del cuerpo entero. En la región lumbar hay integrados numerosos tejidos, músculos, nervios, vertebras, discos, fascias,.. y todos ellos pueden dar dolor pero lo que hay que descubrir es qué es lo que les está modificando y ese algo, puede no estar en las lumbares, puede ser desde la cabeza hasta un pie.

Por lo tanto, ante un dolor de espalda debemos acudir a un buen profesional que revise nuestro sistema verificando que estructuras están siendo bloqueadas. Esto incluye revisar el cráneo, los diafragmas, las vísceras (que en mi experiencia son tantísimas veces las causales), la biomecánica de los pies, por supuesto la pelvis, etc. Un osteópata que reúna estos conocimientos puede hacer un gran trabajo en este sentido.

Cada persona es distinta y se encuentra en unas circunstancias concretas, por eso en unos la clave de tratamiento puede ser muscular, pero en otros será visceral, en otros será la pisada, la pelvis,.. Y aquí radica la dificultad de la medicina convencional en descubrir mediante radiografías o resonancias que sólo muestran unas pocas vértebras cuál es el origen real del problema, ya que el resto del cuerpo se obvia.

Así que,.. ¿Es el precio a pagar por ser bípedos?  Yo creo que no, medicina osteopaticatenemos un cuerpo perfectamente bien diseñado y complejo,  y como tal, no se puede reparar mirando solo unas pocas estructuras que lo componen, en este caso unas vértebras. El cuerpo, bien sea de un bípedo o de un cuadrúpedo, hay que revisarlo en conjunto porque en conjunto funciona y mientras eso no se haga así, la lumbalgia seguirá siendo “inespecífica”..

 

….parte 1/2

Sin comentarios.

Escribir un Comentario